Adolfo Álvarez Barthe

adolfoalvarezbarthe@hotmail.com

   (...) El arte en la pintura es una búsqueda de la realidad originaria. Toda la obra de Barthe constituye una Odisea, proceso en el que se enfrenta al hombre desde lo oscuro a la revelación, desde el sentir trascendente al origen. Las entrañas representan lo originario, el sentir irreductible, la condición de viviente. «Yo he sido Homero; en breve, seré Nadie, como Ulises; en breve, seré todos; estaré muerto» (Borges). La quietud arquitectónica reflejada en los elementos estables Jakim y Boaz, columnas del templo de Salomón de origen neolítico, sostienen nuestras Troyas y protegen nuestra vulnerabilidad, permanentemente atacada. «Que él erija esta casa» y «Con poder expulse de estas puertas a todos sus enemigos», éstas son sus máximas.

 

Ana Cristina Pastrana.

 

Para penetrar en los secretos de la pintura de Adolfo Álvarez Barthe hay que conocer muy en profundidad los secretos del pensamiento humano desde el principio de los tiempos. Y, además, hay que estudiar toda la teoría de los símbolos cuyo sedimento ha ido acumulándose en la cultura humana en forma de jalones que orientan sobre el camino recorrido. Por esos senderos transita este pintor leonés que ha llegado ya a un momento de feliz madurez.

Marcelino Cuevas

         (...) En la presentación de la exposición también estuvo presente la edil de Cultura y Patrimonio, Evelia Fernández, quien destacó que Adolfo Álvarez Barthe es un artista "universal" que lleva el nombre de León por todo el mundo, por lo que la muestra en el  Auditorio es un "lujo".

 

Europa Press

^

SUBIR